dissabte, 24 de juliol de 2010

El otro Torneo Internacional Sant Marti...


Como cada edición del Open Internacional Sant Marti, intento explicar cositas que quizás han quedado en el olvido. Para crónicas normales ya tenéis las de los Mon, Catulo o la própia web "oficial". Éste año debido a que por razones laborales llegaba bastante tarde entre semana, solamente os relataré lo descubierto por mí durante un fabuloso fin de semana (dias 17-18) vivido intensamente. Para empezar voy al wc, legendaria zona donde se muestra la elegancia y clase de algún que otro Gran Maestro de la limpieza. Ésta vez descubrí con estupor la llamada piscina-wáter totalmente inundada. Vale que es muy pequeño para tanta gente, pero mearse fuera, pisarlo, no avisar, etc, más bien recordaba a una disco-chess de madrugada. Ni siquiera tiraban de la cadena. Al menos éste año no he encontrado al caquitero-embozador de las 2 últimas ediciones, qué alegría de chaval. Ya te pillaré con las manos en la masa, bueno en la masa mejor no, ya te pillaré "modo normal". Tambien vi a un maestro cubano tirando un trozo de water-paper debajo de la pica. Quedó feo y más teniendo la papelera a 25 centímetros de distancia. Educa a tus hijos para que no hagan ésto. Cara de asesino deportivo en el tablero, cara de mal disimulador en el retrete. Tambien pude apreciar a un bailarín de breakdance de corta edad, analizando las partidas casi a la ciega, debido a sus rápidos e inusuales movimientos giratorios, que en algún momento me recordaron a la serie Walker Power Ranger de Texas, protagonizada por el famosísimo Chuck Norris (ver 8 tv). Que mal actor el tio, pone la misma cara cuando le toca la loteria que cuando muere su mujer, pero al menos es mejor que el Brendan Frasier ese. Para terminar quiero felicitar a los socios del club, que han sido más numerosos en la ayuda logística y eso, como santmartinense, me llena de honda (o ducati) satisfacción. Hasta el año que viene muchachos/as que por fin habrá aire acondicionado y ya no tendréis excusas (algunos) para vuestras derrotas.

4 comentaris:

imperioso ha dit...

"Un bailarín de breakdance de corta edad". Jajaja, qué grande...

Jordi Sabater ha dit...

Te juro que lo vi y no encontraba otro modo de expresar lo visto por mis ojos.

Roger Salvo ha dit...

Hola Jordi,
Me da la impresión, me corriges si me equivoco, que a ti te pasa con los lavabos como a Catulo con los sociales, atracción irrefrenable. Por cierto, que pinta la foto que has puesto en este articulo, ¿no será el bailarín?
Esperando su respuesta con arduo interés, reciba un extenso abrazo de su seguro servidor.

Roger

Jordi Sabater ha dit...

Hombre Roger es que los lavabos sucios me crean obsesión, que a mi me gusta todo bien limpito. Por otro lado, mis aventurillas con alguna muchacha en baños limpios tuvieron en su momento cierta poesia y quizás de ahí viene mi "cariño". En cuanto a la foto, la respuesta es sí. Sin ánimo de ofender a nadie. Yo mismo me defino con humor como el calvete, etc.