dimecres, 21 d’abril de 2010

Silvio Danailov es un broncas (otra vez).


Silvio Danailov (en la foto) es el mánager del Aspirator al Título Mundial Vesselin Topálov. También es uno de los hombres del comité organizador del Campeonato del Mundo que empezará éste viernes en Sofia, y también es por su trayectoria un broncas. Después de manipular a su gusto el Grand Slam y cancelar por las buenas el Torneo de Sofia porque su pupilo (que es buen tio) preparaba el "match" por la corona y no podía jugarlo (jodiendo a los demás participantes), ahora intenta aprovecharse de la situación mundial provocada por el caos aéreo para atacar al Campeón Anand. Juego sucio de alto nivel. Anand quedó "encerrado" en su escala Madrid-Berlín-Sofia, en la capital alemana y su federación solicitó 3 dias el aplazamiento del inicio del "match". Danáilov no solamente estuvo falto de fair-play si no que le vaciló al hindú diciéndole que haber venido antes, como si todo el mundo supiera lo que iba a pasar gracias a una gran bola de cristal. Hay que decir que Anand tenía previsto llegar 7 dias antes para aclimatarse, pero no pudo ser por el lógico bloqueo aéreo alemán. O sea que no iba tarde. Seguro que Danáilov podría haber argumentado que se haría lo posible debido a los compromisos y otros problemas "creados" para la organización, pero que se haría lo posible, pero no. Y además está poniendo trabas. Hay dos dias de diferencia entre el acto de inauguración y la primera partida, pero esas horas tampoco le valen para encontrar una solución a un tema de causa mayor. Está claro que quiere desequilibrar a Anand en las tipicas guerras sicológicas mientras su pupilo descansa, lo ha hecho otras veces y es un maestro en éste tipo de malas artes. La Fide parece que se está pensando atrasar un dia, pero aún no ha confirmado nada dada su espectacular y conocida incompetencia. Falta también por llegar un árbitro adjunto y varios miembros del comité de competición, pero quizá eso no importe a Silvio como tampoco que el hindú coja un autocar y se pegue 1.500 km para jugar al dia siguiente. Así su protegido podrá empezar con una ventaja que le dignificará un montón de cara a la opinión pública. Lo importante para él es ganar como sea, cobrar dinero limpio y correr a fastidiar al siguiente. No tengo nada contra Topálov, al contrario me cae bien, pero ahora más que nunca iré con Anand, que defenderá la bandera del juego limpio. Por el bien del ajedrez...

6 comentaris:

Unknown ha dit...

Yo estoy con Silvio. Ceder en eso es someterse psicológicamente. Mira qué le ocurrió a Spassky, cedió en chorraditas organizativas y ahí perdió el match. No lo digo yo, lo dice el mismo Spassky...

imperioso ha dit...

No tengo ni idea de si la cosa es como la cuentas pero algo sí tengo muy claro: el amigo Danailov no hará nada que no cuente con el visto bueno del amigo Topalov. Y si así lo hiciese y se hubiese tomado determinadas libertades en asuntos de tal trascendencia ya habría sido despedido fulminantemente. Poli bueno, poli malo. Lo del mismo perro y lo del distinto collar. Pues eso.

Unknown ha dit...

Estoy por abrir en facebook un grupo de solidaridad con Danailov...

Jordi Sabater ha dit...

Catulo no la lies, una cosa es no ceder sicológicamente y otra muy distinta es jugar sucio, bastante ventaja tiene ya que juega en casa y además es del comité. Menudo caradura.

Imperioso es muy posible que tengas razón con lo del collar del perro...

Unknown ha dit...

¡Pobre Danailov! La designación de Sofía no es culpa suya, fue la mejor oferta y el indio aceptó porque, seamos francos, lo que cuenta es el fondo de premios. Además el que manda en el comité no es él sinó el griego.
La vida no es una cosa de buenos y malos, creo yo...

Anònim ha dit...

Topalov 1 Anand 0

La estrategia a lo "Mou" o a lo Hristo Stoichkov funciona... de momento